Río 2016 significó para México de promesas, decepción y dominio

Las cinco medallas conseguidas por México en los Juegos Olímpicos de Río 2016, significó el surgimiento de promesas, pero también decepciones en deportes que por tradición, han subido al podio.Esas...

Las cinco medallas conseguidas por México en los Juegos Olímpicos de Río 2016, significó el surgimiento de promesas, pero también decepciones en deportes que por tradición, han subido al podio.

Esas cinco preseas colocaron al país entre las seis mejores naciones Latinoamericanas, donde Brasil y Cuba fueron los mejores, seguidos de Colombia, que ha tomado otro matiz en la esfera mundial, y Argentina.

Sin bien, México confirmó su supremacía en taekwondo, que desde Sydney 2000, cuando se integró al programa olímpico de manera oficial, ha otorgado medallas, en disciplinas como clavados o tiro con arco, quedaron a deber con sus exponentes como el caso de la subcampeona olímpica, Paola Espinosa.

En Londres 2012 fueron siete las preseas conseguidas y una de ellas fue de oro con la histórica actuación del futbol varonil. Las promesas que debían quedar en el podio, además de Paola Espinosa, era sin duda la arquera, Aida Román, quien por su nivel era favorita al podio.

De la misma manera, el experimentado Juan René Serrano, quien llegó como serio aspirante a la final, no pudo confirmar ese dote; además el futbol varonil, que debía seguir con el mismo estima, no llegó a segunda fase de la competición.

En atletismo se vieron grandes revelaciones como el caso del lanzador de martillo, Diego del Real, quien demostró su poder en sus brazos para alcanzar una final y acariciar el bronce, hecho que jamás se había registrado en la historia del atletismo de campo en una justa veraniega.

Mientras que las revelaciones fueron sin duda la tiradora Alejandra Zavala, quien estuvo cerca del bronce, el halterista Bredni Roque, quinto sitio y desde luego la arquera Alejandra Valencia, que por un par de flechas se quedó cerca del bronce.

Pero las actuaciones históricas fueron de Guadalupe González, quien en los 20 kilómetros de marcha atlética, dio al país la presea de plata y ser la primera mujer medallista olímpica en la especialidad.

De la misma manera, Germán Sánchez confirmó el dominio de los clavados con una plata desde la plataforma de 10 metros, prueba en la que no se ganaba desde los Juegos Olímpicos de 1988.

Sobre el mismo tenor, María del Rosario Espinoza también obtuvo plata en taekwondo, lo que significó su tercera presea olímpica tras las conseguidas, oro en Beijing 2008 y el bronce en Londres en 2012.

El boxeador chihuahuense Misael Rodríguez obtuvo el metal plateado e hizo que el pugilismo nacional regresará al podio olímpico a pesar del nulo apoyo que recibió de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade).

Sin duda, la sorpresa y la actuación histórica fue para Ismael Hernández, quien pasó la historia al ser el primer pentatleta mexicano en obtener medalla olímpica. El bronce le supo a oro por todo lo realizado en la competición.

Ahora Río 2016 quedó en el pasado y México ya trabaja para el ciclo olímpico rumbo a Tokio 2020.