El capitalino Ricardo Abarca se reportó listo para la octava fecha del campeonato de desarrollo de Nascar Peak México Series, el cual visita por segunda ocasión en el año al Óvalo Aguascalientes México.

“Richi” Abarca viene de conseguir la “pole” en Puebla y cerrar a un paso del podio, por lo que buscará seguir por la misma línea y tratar de estar entre los más rápidos, informó el comité organizador.

Esta será la segunda carrera de la temporada en suelo hidrocálido, usándose la configuración de circuito, por lo que representa un reto diferente a la competencia anterior, en la que finalizó séptimo.

Hasta ahora se encuentra en el séptimo escalón general a bordo del auto “#64” con una suma de 238 puntos, y debido a lo cerrada de la lucha, aún se encuentra con posibilidades de pelear por el campeonato, por lo que no baja los brazos a falta de tres competencias para el cerrojazo final.

“Estoy muy motivado, en Puebla se hizo un gran trabajo que nos dio la primera ‘pole’ en la categoría Challenge y nos quedamos muy cerquita del podio”, indicó.

Añadió que el trabajo que realizó es el correcto, “por lo que el objetivo será seguir por la misma línea, mejorando el resultado. En esta ocasión será un circuito, entonces hay que adaptarse rápidamente para no tener problemas”.

Manifestó que el campeonato está cerrado, debido a que son varios los que siguen en la pelea. “Estamos a 24 puntos del líder, es una buena cosecha de unidades, combinada con los resultados de los demás competidores, nos puede catapultar a mejores posiciones.

Los días 19, 20 y 21 de octubre, Ricardo Abarca se presenta en el round 8 de Nascar Challenge como parte de Nascar Peak México Series en el Óvalo Aguascalientes México.