El ala cerrada de Patriotas de Nueva Inglaterra, Rob Gronkowski, regresó a la práctica este sábado, seis días después de sufrir una conmoción cerebral en el Juego de Campeonato de la Conferencia Americana contra Jaguares de Jacksonville.

Gronkowski tomó parte en la práctica de Patriotas abierta a los medios y es buen síntoma para los aficionados, aunque no ha aprobado oficialmente el protocolo de conmoción cerebral, informó la televisora de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL).

Con una semana de preparación antes del Super Bowl LII contra Águilas de Filadelfia, el próximo 4 de febrero, incluso si Gronkowski todavía no ha superado el protocolo, tendrá tiempo de sobra para superar los obstáculos.

Rob Gronkowski es pieza fundamental en la ofensiva de Patriotas con el mariscal de campo Tom Brady y ha marcado la diferencia en muchos juegos cerrados en el pasado y es un arma letal contra las defensivas contrarias.