El Campeonato Nacional Abierto Femenil 2017 regresó al calendario oficial del tenis mexicano, luego de seis años de ausencia, con un cuadro principal con las mejores 32 raquetas, encabezadas por la potosina Marcela Zacarías.

El tradicional Club de Raqueta El Yaqui, el que más canchas en activo tiene en todo México, es el organizador del Nacional Abierto de Primera Fuerza Femenil, el cual arrancó el lunes con la justa de calificación y concluirá el próximo viernes 15.

En conferencia de prensa en las instalaciones del Club El Yaqui, Javier Gaitán, presidente de la Asociación Mexicana de Tenistas Profesionales (AMTP), señaló que este histórico torneo regresa, y con mayor fuerza, para quedarse.

Gaitán Estrada señaló que el esfuerzo que se ha hecho es muy grande para recuperar esta justa, la cual tuvo su última versión en el 2011, cuando se jugó en el Club San Javier de Guadalajara, Jalisco, y con la potosina Zacarías como bicampeona.

Avalado y organizado en conjunto por la Federación Mexicana de Tenis (FMT) y por las Asociaciones de Tenis de la Ciudad de México (ATCDMX) y la AMTP, este Nacional Abierto está dotado con una bolsa de 100 mil pesos en premios.

Zacarías será la primera en la siembra, para alzarse como la gran la favorita para obtener el tricampeonato nacional de Primera Fuerza en la modalidad de singles, aunque tendrá a rivales muy complicadas de vencer.

La potosina viene de disputar la semana pasada la final del torneo ITF, con una bolsa de 25 mil dólares, en Santiago de Chile, la cual perdió ante la estadunidense Chiara School por parciales de 6-3 y 6-2

Número 516 en el ranking de la WTA, Zacarías conquistó su primera corona nacional en el 2010, tras vencer a su coterránea Carolina Betancourt por 6-4 y 6-2, y en el 2011 se convirtió en bicampeona, con triunfo de 6-0 y 6-4 sobre la jalisciense Karina Hinojosa.

En este lanzamiento oficial del Abierto Femenil 2017, estuvieron además de Gaitán Estrada y Marcela Zacarías, el presidente de la FMT, José Antonio Flores, el titular de la ATCDMX, Armando Vega, y el dirigente del Club Yaqui, Francisco Gil.