Chicharito participa en la goleada del Real Madrid al Basilea en Champions League

  • El mexicano jugó diez minutos en el segundo tiempo.
  • El Basilea suizo fue contrincante ideal para un Real Madrid con dudas.
  • Con un 5-1, el partido se convirtió en un plebiscito a Casillas.
  • Una jugada de Nacho abrió el marcador y 6 minutos brillantes resolvieron.
  • Marcaron Gareth Bale, Cristiano Ronaldo, James Rodríguez y Benzema. 

El campeón debutó en la Champions, la competición fetiche del Real Madrid, pero daba igual. Lo importante era si el público silbaba a Casillas y la intensidad de la pitada. El Bernabéu convertido en un plebiscito y olvidando lo realmente importante.

Casillas encajó un gol pero hizo una gran parada en la segunda parteLa visita del Basilea ayudó a ello. Un equipo con intención de plantar cara, que nunca renunció al ataque y con una defensa más bien tibia. El partido lo dominó el conjunto blanco, pero a ratos se convirtió en un ida y vuelta que no le pudo venir mejor. Espacios para que sus potentes delanteros pudieran cabalgar.

Entre una ronda de silbidos a Iker y otra llegó el primer gol del partido, fruto de la casualidad. Un centro de Nacho, que desbancó a Arbeloa del 11, lo desvió el defensa Suchy y se coló en la meta helvética abriendo el marcador.

Ya sin nervios, y con más espacios, el Madrid se desató. Un maravilloso pase de Modric con el exterior lo aprovechó Bale para finalizar con clase, después una jugada del galés le regaló el tercero a Cristiano y James aprovechó un rechazo del portero tras un tiro de Benzema para hacer el cuarto. Un torbellino.

Con el trabajo hecho, llegó el habitual despiste defensivo de los madridistas, Derlis González avanzó hacia el área, chutó al borde de la misma... y marcó. Otra vez que la primera ocasión del rival se convertía en gol, más madera para el debate de la portería.

Si en la primera parte se vio a ratos un Madrid escaso de intensidad, en la segunda ello sucedió durante casi todo el tiempo. Nula presión, escasa intensidad defensiva y el Basilea creciéndose. Casillas tuvo así su momento para lucirse, por fin, tras salvar un mano a mano a Derlis, Bale falló solo ante el portero y los suizos estrellaron un balón en el palo en un partido ya sin ningún sentido. Lo mejor, el golazo de Benzema de tremendo zurdazo para redondear el resultado y, sobre todo, para coger confianz.a