Rafael Ortíz, el mexicano que rompe límites a bordo de un Kayak

El kayakista mexicano Rafael Ortiz ha demostrado que su ambición por lograr proezas no conoce límites, tras lograr descender por una cascada de 21 metros de altura a bordo de una langosta inflable...

El kayakista mexicano Rafael Ortiz ha demostrado que su ambición por lograr proezas no conoce límites, tras lograr descender por una cascada de 21 metros de altura a bordo de una langosta inflable.

En entrevista para Notimex, el kayakista reveló cómo se impuso el reto a partir de una pintura que vio en una exposición de arte, misma que lo inspiró para realizar la hazaña como parte de una sátira de su profesión.

Luego de una larga búsqueda y una preparación especial, logró descender, junto a su langosta, de una cascada ubicada en Outlet Falls Washington.

Sobre la preparación previa de acuerdo a cualquier desafío que tenga en puerta, detalló que va desde el estudio geográfico de la zona, el conocimiento de los niveles de agua, que hay en una cascada o en un río, hasta la técnica para llevar un buen descenso o encarar rápidos que sean complicados.

Originario de la Ciudad de México, Ortiz inició su vocación a los 10 años en el estado de Veracruz, cerca de una residencia que su familia poseía. A los 14, sus padres le regalaron su primer kayak y comenzó a practicar por su cuenta, sin saber lo que el futuro le deparaba.

Tras concluir sus estudios de Ingeniería Mecánica, “Rafa” se enfrentó a la decisión más importante de su vida, ya que se inclinó por completo a vivir en armonía con la naturaleza a bordo de su kayak.

Pese a radicar en Washington desde hace varios años, Ortiz destaca Chiapas y Oaxaca como destinos ideales para practicar, sin embargo, resalta a Veracruz como uno de los lugares más reconocidos a nivel mundial en dicho deporte, especialmente, el descenso de cascada.

Como atleta, Rafael descartó ser competitivo, ya que su único afán se centra en mantener contacto con la naturaleza, buscar diferentes maneras para romper límites, y disfrutar mientras practica deportes extremos como el kayak, además de practicar también el surf y la bici de montaña.

Durante sus 16 años de experiencia como kayakista, Ortiz reconoce que México ha estado atrasado en materia de deportes alternativos, principalmente por la predilección por parte de los habitantes y medios de comunicación, a favor del futbol.

Celebró la inclusión de deportes extremos dentro de los próximos juegos olímpicos, los cuales se celebrarán en Tokio en 2020, situación que, a su juicio, beneficiará la difusión y la práctica en este tipo de eventos y demostrar que el deporte en escenarios naturales, puede llegar a disfrutarse más que otros.