El número uno del tenis mundial, Rafael Nadal, tuvo que abandonar su partido de cuartos de final del Abierto de Australia debido a una lesión en la pierna derecha, por lo que su oponente, Marin Cilic, jugará las semifinales del torneo.

El partido lo dominaba Cilic con parciales de 3-6, 6-3, 6-7, 6-2 y 2-0, cuando Nadal se desplomó en el piso y pidió asistencia médica, que luego de la revisión le recomendó no continuar con el partido para evitar una lesión más seria, por lo que el español informó a la juez su decisión y el juego se dio por concluido.

Tras el partido, Nadal indicó en conferencia de prensa que desconoce los alcances de la lesión y que estaba consciente de que ganar en esas condiciones era imposible.

“No sé lo que tengo. Es demasiado pronto para saberlo. Sé que es en el músculo de arriba a la altura del cuádriceps, pero no sé cuál. Yo no soy de los que les gusta retirarse, pero no tenía sentido continuar porque no iba a ganar. Es como si la pierna no estuviera en el sitio correcto”, explicó.

Esta es la tercera vez que Nadal debe abandonar un partido en el Abierto de Australia, luego de lesionarse en la edición de 2010 en su partido frente a Andy Murray; además de la ocasión más reciente, cuando tuvo que ceder el título en la final de 2014 ante Stanislas Wawrinka por una molestia en la espalda.

Con esta situación, el croata Marin Cilic, número seis del mundo para la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP), continuará en su búsqueda por conseguir su primer campeonato del Abierto de Australia, cuando enfrente en la semifinal al británico Kyle Edmund.