Aunque restan jugadores por reportar a la concentración de la Selección Mexicana de Futbol, este día la representación nacional continuó con la preparación de cara a la Copa del Mundo Rusia 2018.

En los 15 minutos, en los que tuvo acceso la prensa en las instalaciones del Centro de Alto Rendimiento, se apreció al veterano Rafael Márquez fungir como mediocampista de contención y a Jesús Gallardo como lateral por izquierda.

Debido a su experiencia, Márquez Álvarez apunta a estar entre los defensores y mediocampistas en el Tricolor como ese soporte que pretende el director técnico colombiano Juan Carlos Osorio.

Mientras que el estratega cafetero siguió con su idea de habilitar a Jesús Gallardo como lateral por izquierda, aunque en Pumas de la UNAM es un mediocampista ofensivo por ese costado.

Sin tener equipo completo, Osorio trabajó aspectos tácticos y de salida con balón controlado, donde conformó un cuadro con José de Jesús Corona en el arco.

En defensa, Jürgen Damm, Hugo Ayala, Oswaldo Alanís y Jesús Gallardo, mientras que en mediocampo ocupó a Hirving Lozano, Erick Gutiérrez, Jesús Molina y Javier Aquino y adelante apostó por un elemento del Tricolor Sub 21.

Precisamente el “sparring” fue el combinado de la categoría inferior Sub 21, que fue reforzado por Rafa Márquez en los primeros ensayos debido a que en estos momentos Osorio cuenta con tres contenciones y luego el michoacano pasó al conjunto absoluto en lugar de Jesús Molina.

El Tri Sub 21 entrena a marchas forzadas en el CAR para encarar el prestigiado Torneo Esperanzas de Toulon, donde se medirá a Qatar, Inglaterra y China.

A inicios de junio, Juan Carlos Osorio deberá recortar su lista para dejar a los 23 elementos en definitiva que estarán en Rusia 2018 y tras lo visto este día hombres como Damm, Erick Gutiérrez y Jesús Molina anhelan convencer al estratega para quedarse en esa lista, se apreció su mayor entusiasmo en el famoso “torito”.