La adrenalina comienza a respirarse en lo que será el arranque de una nueva temporada del Campeonato Nacional de Velocidad Racing Bike México, que tendrá como sede el Autódromo poblano Miguel E. Abed, el próximo 3 y 4 de febrero.

El viernes 2 se realizarán los últimos trabajos en el circuito, que dará cabida a la primera fecha del campeonato con su día de “track day” (Día de Pista, para que los aficionados conozcan el circuito de cerca).

El promotor de este certamen, Luis Bobadilla, quién se muestra gustoso de tener novedades para la afición en este 2018, confirmó que se efectuarán retoques finales en la pista, para las cuestiones de seguridad.

El sábado 3 llegarán las prácticas oficiales, para que los pilotos salgan a escena para probar sus máquinas y la emoción de la calificación, para sacar la Súper Pole ahora en la categoría Súper Bike 1000.

En tanto, el domingo, se pondrá en marcha la actividad oficial con el nuevo formato de carreras.

El trazado elegido para la apertura de la temporada tiene características que incentivaran los duelos y rebases, lo cual se buscará durante todo del calendario para dar mayor espectáculo en cada plaza que se visite.

En los aspectos deportivos el campeonato contará con sólo cuatro categorías las cuales serán la 300 Súper Sport, Súper Stock 600, Súper Sport 600 y Súper Bike 1000, todo esto en beneficio de la afición, que tendrá la posibilidad de ver mejores carreras con una mayor duración y parrillas más nutridas.

Entre los participantes confirmados están Nahúm Álvarez, piloto de Michoacán; el español Jorge Pérez de Italika Racing; Rubén Hernández en la escudería Ruher Kawasaki Monster Energy.

Así como Abraham García de BMW; Adolfo Delgado de KTM Racing y Jonathan Gómez de la escudería SONS Barmicil Racing, que será uno de los favoritos de la afinidad poblana por correr para el equipo local y llegar como campeón.