Este domingo, Pumas de la UNAM y Chivas de Guadalajara medirán fuerzas con la única intención de ganar para resurgir en el Torneo Clausura 2018 de la Liga MX, sobre todo los tapatíos que marchan en la parte baja de la clasificación.

Si bien Pumas se encuentra en zona de Liguilla, el hecho de sufrir dos derrotas en los últimos juegos ligueros de inmediato preocupó y aparecieron los cuestionamientos tras un buen inicio de campeonato.

Los descalabros frente a Veracruz y Tijuana provocaron que Universidad Nacional despertara de su realidad y ahora es momento de reaccionar y qué mejor contra un rival que viste y contra el que prácticamente en los últimos años ha protagonizado ya un clásico.

Los felinos tienen 14 unidades entre los primeros ocho sitios de la tabla; Chivas atraviesa un bache en Liga MX y marcha con seis unidades en el antepenúltimo sitio, sólo por delante de Lobos BUAP y Atlas.

Esa situación ha ocasionado que el “Rebaño Sagrado” vea ante Pumas la puerta para salir de esta crisis y pensar todavía en una posible clasificación a la “fiesta grande”, sobre todo porque la próxima semana se medirá en el clásico de clásicos al América, que es líder del campeonato.

Los rojiblancos tienen cinco partidos consecutivos sin ganar en el Clausura 2018, y si bien en la semana vencieron al Ciabo en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones de la Concacaf, la poca eficacia y el corto resultado de 2-0 no dejó del todo satisfechos.

Guadalajara no gana en el estadio Olímpico Universitario desde el 27 de julio de 2014, cuando Fernando Arce fue el autor del único tanto del partido.

Este domingo Pumas y Chivas se medirán en el habitual calor de las 12:00 horas en CU con el arbitraje del César Arturo Ramos Palazuelos, quien sigue en busca de mejorar sus actuaciones con miras a la Copa del Mundo Rusia 2018.