Pumas aprende de final con Tigres, quiere evitar yerros en Libertadore

De las experiencias se aprende, por lo que Pumas de la UNAM espera sacar provecho del título que perdió contra Tigres de la UANL para continuar su buen paso en Copa Libertadores de América.A...

De las experiencias se aprende, por lo que Pumas de la UNAM espera sacar provecho del título que perdió contra Tigres de la UANL para continuar su buen paso en Copa Libertadores de América.

A Universidad Nacional le costó demasiado caer 3-0 frente a Tigres, en el Volcán en el primer duelo de la final del Torneo Apertura 2015, y aunque puso el esfuerzo y entusiasmo en la “vuelta”, ya no le alcanzó para sobreponerse.

"Se aprendió de la primera final, en la que la actitud no fue la correcta y el juego no fue el correcto y el resultado fue acorde de lo que había pasado dentro de la cancha", rememoró el volante ofensivo Matías Britos.

La clave para llevar la serie y la definición del título hasta la tanda de penales fue la motivación que cada jugador puso en lo individual y después en lo colectivo, además destacó el hecho que Pumas jamás baja los brazos, algo con lo que se siente identificado el uruguayo.

"Después la motivación se buscó en lo individual y se habló de lo colectivo, no bajamos los brazos, luchamos por momentos con buen futbol o mal futbol, con más ganas que futbol, pero nunca bajamos los brazos y se logró revertir para llegar a penales".

Ahora con Pumas metido en la Copa Libertadores, "queda el aprendizaje de lo que hablamos, de que en el deporte cualquier cosa puede pasar, siempre y cuando haya el esfuerzo y haya material técnico y humano para hacerlo".

Igual dolió caer en aquella ocasión frente a los regiomontanos, pero esa experiencia sirvió para no regalar nada en enfrentamientos a dos partidos, sobre todo en un torneo sudamericano que es complicado como la Libertadores.

En lo personal, Britos señaló que es un jugador entregado, que siempre le enseñaron a luchar hasta el final, inclusive, si el funcionamiento es bueno o malo el esfuerzo debe verse.

"Como filosofía de juego me enseñaron que las cosas pueden salir bien o mal, pero nunca se pueden bajar los brazos, nunca se puede rendirse. Por ser uruguayo y venir de esa idiosincrasia hace que lo sienta así, el esfuerzo tiene que estar, entregarse y contagiarse de esa energía positiva".

Es consciente de que hay veces que se quiere tirar la toalla, pero en Pumas resaltó que siempre existe esa mentalidad de dar todo hasta el final, por más que no salgan las cosas como quisieran.

"No es nada sencillo, en todo momento de la adversidad pueden bajarse los brazos y rendirse, pero hay que ser duros de cabeza y mentalidad para seguir adelante y eso es una gran virtud del equipo en los últimos años, que nunca baja los brazos y nunca se rinde. Me siento muy identificado con ese aspecto, siempre soy ese tipo de jugador".

Abundó que nunca puede faltar la entrega por respeto a la institución, a la profesión y a cada aficionado que le gustaría estar dentro de la cancha.