El portero del Atlas de Guadalajara, José Hernández, advirtió que el equipo peleará cada balón a “muerte” durante el Torneo Clausura 2019 de la Liga MX, en el que esperan ser protagonistas y meterse a zona de liguilla.

El joven guardameta de 21 años de edad, sabe lo que le gusta y no al director técnico argentino Guillermo Hoyos, por lo que son conscientes de lo que deben hacer en el terreno de juego.

“Al profe ya lo conocemos bien, sabemos lo que le gusta y lo que no. Él quiere que seamos muy exigentes con nosotros, que tengamos capacidad para jugar bien con el balón, pero sobre todo que nos matemos en la cancha, que peleemos cada balón a muerte, para hacer respetar nuestra casa”, indicó en el portal oficial del club.

“Pepe” Hernández destacó el buen plantel que existe en los Rojinegros con la consigna de prepararse bien en esta pretemporada y cosechar buenos resultados en el siguiente certamen, tras un Apertura 2018 para el olvido.

“Hay muy buen grupo, el equipo arropa siempre muy bien a todos, entonces se ha hecho bien el trabajo para tener un buen papel. Hemos tenido una buena preparación, intentaremos cambiar la cara de lo que se vivió el torneo pasado, y estamos preparados para hacerlo de la mejor manera”, señaló.

El canterano de los Zorros opinó sobre los recientes fichajes como el paraguayo Osvaldo Martínez, el colombiano Darío Burbano y Jesús Isijara, quienes aportarán en ofensiva al conjunto tapatío.

“Su calidad ya está demostrada en la liga, son jugadores de calibre, seres humanos muy buenos, con mucha humildad que se han sabido integrar al grupo. Sabemos que nos pueden dar mucho en lo colectivo, sumado a las cualidades de cada uno de los que conformamos el equipo”, expresó.

Insistió: “Llegaron jugadores de calidad que van a aportar tanto experiencia como buen futbol, hay un grupo motivado, con muchas ganas de poner a Atlas donde merece y donde la afición quiere que estemos”.

Finalmente, el portero del Atlas envió un mensaje a los seguidores del club: “Desearle muy felices fiestas, que la pasen con sus familias y seres queridos, que Dios los llene de bendiciones y esperemos darles alegrías el año que viene, con lo que todos queremos: pelear los puestos de arriba y un campeonato”.