La Policía de Suiza dio a conocer que estará muy atenta de los grupos radicales y pacíficos de aficionados de su país que asistirán a la Copa Mundial de Rusia 2018, al enviar un equipo especializado de agentes que apoyarán a sus colegas rusos.

Este grupo de apoyo suizo, que estará al mando de un agente que habla ruso y de cuatro más que conocen perfectamente el ambiente que se vive en ese país, se ubicará en las sedes donde estará la selección nacional, Rostov del Don, Kaliningrado y Nizhni Novgorod.

Por su parte, el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, anunció que habrá "mano dura" contra todos aquellos aficionados que participen en posibles disturbios y actos violentos durante el desarrollo del Mundial de futbol en territorio ruso.