Polémica en Colombia por ayuda tecnológica en Mundial de Clubes

La ayuda tecnológica que favoreció el primer gol del equipo japonés Kashima frente al Atlético Nacional en el torneo del Mundial de Clubes, generó polémica entre la crónica deportiva colombiana.La...

La ayuda tecnológica que favoreció el primer gol del equipo japonés Kashima frente al Atlético Nacional en el torneo del Mundial de Clubes, generó polémica entre la crónica deportiva colombiana.

La crónica deportiva calificó como histórico que el árbitro húngaro Viktor Kassai se apoyó en el video para sancionar un penalti a favor del Kashima, que puso a ganar al conjunto japonés 1-0 frente a Atlético Nacional.

La jugada se presentó en el minuto 28 a favor del Kashima, después de un tiro libre que fue despejado por la defensa verdolaga, pero 30 segundos después el árbitro fue advertido por sus asistentes de una falta en al área contra uno de los jugadores nipones.

El juez central fue a un costado de la cancha para mirar el video en donde aparece la imagen del delantero verdolaga Orlando Berrío, cometiendo una falta dentro del área a Daigo Nishi, y de inmediato decreto el penal.

La jugada no fue percibida por ninguno de los tres jueces en el campo de juego, ni por los narradores deportivos, que siguieron el movimiento del balón.

Shoma Doi cobró desde los 12 pasos para vencer a Franco Armani, para poner el 1-0 a favor del equipo japonés, que hasta ese momento estaba dominado ampliamente por los colombianos, que tuvieron al menos cuatro opciones de gol.

La crónica deportiva consideró que el juez no tuvo en cuenta que otro jugador estaba en fuera de lugar, que anulaba cualquier opción de gol en el arco de Armani.

Además se consideró que la ayuda tecnológica desnaturaliza el futbol, que como todo juego es de aciertos, desaciertos, y de errores humanos.

La ayuda cambio el rumbo del partido, y los japoneses hicieron un juego más defensivo, con orden táctico y esperó los contragolpes para sorprender al equipo de Reinaldo Rueda, que se fue encima para tratar de buscar la paridad.

Los japoneses aumentaron la cuenta con dos contragolpes mortales para dejar el juego con un 3-0 y pasar a la final del Mundial de Clubes para esperar al ganador de la llave entre América de México y Real Madrid, que se disputara este jueves 15 de diciembre.