El máximo velocista de la segunda sesión en el Autódromo Hermanos Rodríguez fue Sebastian Vettel, quien mostró su felicidad por acabar de líder en la tabla de tiempos en una buena jornada para Ferrari, aunque aclaró que esto todavía no significa nada.

Sin duda habrá un largo trabajo por delante para que Ferrari aspire al podio o algo más en el Gran Premio de la Ciudad de México, pero de momento el buen trabajo de la Scuderia se reflejó en la segunda parte del día de actividades de ensayos libres.

“En general fue un buen día, no solo por el resultado del coche, sino porque también todo lo hicimos muy bien, el ritmo era bueno a una vuelta pero también en tandas largas. Además estábamos listos antes de salir del taller, siempre es agradable estar en primer lugar de los tiempos pero no hay que olvidar que esto todavía es el viernes”, dijo.

Consideró que fueron prácticas difíciles técnicamente porque se tenía que luchar con la poca carga aerodinámica y el tráfico en ciertos momentos, pero haciendo un balance cree que puede ser positivo el sábado y piensa en un buen resultado el domingo.

Por su parte, Lewis Hamilton se mantiene enfocado en el trabajo que le queda antes de pensar en una victoria que lo mantenga en la pelea por el título, esto luego de liderar la primera práctica y quedar segundo en la del turno vespertino.

“Ha sido un día sólido en cuanto al programa del fin de semana. Los coches son obviamente más rápidos y los tiempos son sólidos ya. La pista se siente mejor que el año pasado y estoy mucho más cómodo en el coche, así que espero que pueda seguir así el resto del fin de semana”, agregó.

El líder del mundial Nico Rosberg, quien de ganar aquí combinado con un mal resultado de su coequipero podría amarrar el mundial, hizo hincapié en que las bajas temperaturas han ocultado mucho el real rendimiento del coche, así que no luce especialmente inquieto porque todavía hay margen de mejora para lo que resta.

Refirió que para él siempre es especial estar en México por la forma en la que los aficionados le transmiten su cariño. “Es genial volver a México. Los aficionados son increíbles y ya el viernes puedes sentirlos en las gradas, lo cual es genial", expuso.