El piloto español Fernando Alonso probó este día por primera vez el nuevo monoplaza de McLaren para la temporada 2018, y al bajarse del coche, señaló que las sensaciones son buenas y ahora solo espera confirmalas en la temporada para regresar al equipo al sitio que merece.

Luego de un par de temporadas en el olvido por los continuos problemas de motor Honda, los británicos rompieron el acuerdo para marcharse con Renault, por lo que es un proyecto totalmente reformado, en el que surgen varias incógnitas y poca paciencia para que triunfe.

“Fue genial, siempre es especial cuando manejas un coche por primera vez, está en marcha y todos estamos felices, se avecinan buenos tiempos, creo que el equipo es más fuerte que hace tres años”, explicó Alonso durante la presentación del coche que llevará por nombre MCL33.

McLaren no ha ganado ninguna carrera de Fórmula 1 desde 2012, el año pasado terminó penúltimo en el campeonato de equipos y su primera de fuego real serán los test oficiales de pretemporada que a partir de este lunes se realizan en el Circuito de Barcelona.

“Sin duda es un momento importante para McLaren, después de un par de años de no luchar por el campeonato, es hora de volver a esa posición. Ahora en las pruebas de invierno debemos asegurarnos de optimizar este paquete, pero hasta ahora estoy muy feliz y optimista, creo que han hecho un trabajo increíble”, finalizó el bicampeón.

Fernando Alonso tendrá el año más atareado de su carrera este 2018, ya que además de correr la temporada completa de Fórmula 1, además también estará en el Campeonato Mundial de Resistencia, incluida las 24 Horas de Le Mans.