A pesar de que se perdió la primera practica tras cederle el mando del coche al piloto reserva Alfonso Celis, Sergio Pérez cerró la segunda sesión en el séptimo puesto y satisfecho con el ritmo del coche en el Circuito de las Américas.

Este fin de semana llega el Gran Premio de los Estados Unidos, una de las últimas cuatro carreras que quedan en la temporada y en la que siguen en la cerrada pelea con Williams, de momento, este primer día el optimismo ha rondado el garage de Force India.

"Hoy estuve en el coche sólo por la tarde, pero me levanté para acelerar muy rápidamente y estoy bastante contento con mis vueltas. Creo que estamos en una posición prometedora. El coche se siente bien y creo que encontramos la ventana de configuración bastante temprano”, expresó.

Pérez Agregó que "Nico Hulkenberg intentó un enfoque diferente, lo que debería haber ayudado al equipo a obtener toda la información que necesitamos para tomar una buena decisión para mañana".

Los dos coches estuvieron en el top-10 por la tarde, ya que en la mañana Celis continúo su adaptación al coche buscando más que nada seguir conociendo el desempeño del mismo antes que la velocidad por lo que se quedó a 7 décimas de Hulkenberg.