Pese a la lluvia, Tigres y Diablos Rojos arrancan "ex guerra civil"

Pese a que la lluvia amagó por unos momentos con suspender y reprogramar el primer juego de la llamada "ex guerra civil" del beisbol mexicano entre Tigres y Diablos Rojos, finalmente arrancaron las...

Pese a que la lluvia amagó por unos momentos con suspender y reprogramar el primer juego de la llamada "ex guerra civil" del beisbol mexicano entre Tigres y Diablos Rojos, finalmente arrancaron las acciones en el Estadio "Alfredo Harp Helú".

Ante una regular entrada de aficionados, el duelo tuvo un ligero retraso de casi media hora debido a la lluvia; sin embargo, "pingos" y "felinos" finalmente sí pudieron enfrentarse en el diamante, toda vez que la precipitación disminuyó y permitió la realización del partido.

Para el inicio de esta tradicional serie del beisbol mexicano entre los dos acérrimos rivales, la directiva del club "infernal" invitó al legendario peleador sonorense Julio César Chávez y al exfutbolista capitalino Manuel Negrete, para dar el simbólico primer lanzamiento.

Ante unas gradas con muy poco público, debido a la lluvia y al intenso tráfico vehicular que se dio en los alrededores del nuevo estadio de beisbol, las dos exfiguras del deporte mexicano lanzaron la primera bola de este tradicional encuentro entre Diablos y Tigres.

Sin lugar a dudas, el más aplaudido, perseguido y hasta "acosado" por el público fue J.C. Chávez, el llamado "César" del boxeo mexicano, quien con su clásica sonrisa, atendió de forma amable a todas las peticiones de los aficionados para tomarse fotografías y repartir autógrafos.

Mientras tanto, el exfutbolista y ahora político Manuel Negrete, con todo y tener el reconocimiento de ser el autor del gol más bello en la historia de los mundiales de futbol, sólo observaba como J.C. Chávez no se daba abasto para cumplir con todas las solicitudes de los aficionados.

Conforme avanzó el partido, más aficionados fueron llegando a las gradas del nuevo parque de pelota; sin embargo, el lleno no se dará en esta ocasión, pese al atractivo que brinda esta serie entre Tigres de Quintana Roo y Diablos Rojos del México.

Se espera que mañana sábado y el próximo domingo, las gradas presenten una mejor entrada de aficionados, quienes podrán comprar sus boletos sin mayores problemas en las propias taquillas del llamado inmueble "infernal".

- Fin de nota -