Paul Lee asegura que jugadores de Yanquis deben confiar en médico

Los jugadores de los Yanquis de Nueva York deben tener confianza en el servicio médico, para prevenir lesiones y jugar al 100 por ciento saludables, mencionó el doctor internista del club, Paul Lee...

Los jugadores de los Yanquis de Nueva York deben tener confianza en el servicio médico, para prevenir lesiones y jugar al 100 por ciento saludables, mencionó el doctor internista del club, Paul Lee.

El especialista participó este lunes en el “Foro Forbes. Camino a la Transición” en conocido hotel de Paseo de la Reforma y destacó su labor con los Yanquis, el equipo con más Series Mundiales y más importante del mundo.

“Los Yanquis tienen a los beisbolistas más caros del mundo y deben tener cuidados médicos, por lo que la medicina es cada vez más especializada y se deben tratar así a los jugadores”, mencionó el experto durante su intervención.

El doctor destacó que en las lesiones de los jugadores, es una cuestión límite y son el resultado máximo de las heridas, por su esfuerzo en los juegos.

“El beisbol ha evolucionado en los últimos años, con más velocidad, por lo que se tienen cuidados a los peloteros, en temas de nutrición y la preocupación es por su seguridad, que no jueguen cuando estén heridos”, dijo.

Mencionó que se tienen medidas preventivas con los Yanquis, con exámenes físicos y trabajo de fortaleza y nutrición, “la medicina preventiva es con cuidados de medicina interna, tenemos un equipo extensivo y todos enfocados en su área”.

Paul Lee informó que los cuidados con los peloteros comienzan en la primavera, en la pretemporada y la campaña completa, por lo que están preocupados por la salud completa de los jugadores y aconseja de cómo cuidarse.

“Yo soy el médico internista, labor diferente a las lesiones que sufren los jugadores. Cuando tienen una enfermedad viral o algo serio es mi trabajo. Lo más importante es que el jugador tiene que confiar en su equipo médico, estamos para ayudarlos, no sólo para ganar los juegos. No podemos ayudarlos si no son honestos, si no tiene confianza empeoran”, explicó.

Acerca del dopaje, mencionó que son políticas estrictas, si ven algo lo reportan, pero es confidencial, no se reporta ningún caso individual por confidencialidad con los jugadores.

El doctor Paul Lee labora en el Presbiterian Hospital en Nueva York, localizado al norte de Manhattan y destacó el liderazgo del nosocomio, como con los Yanquis de Nueva York con el mejor ejemplo.