Los Patriots de Nueva Inglaterra le restaron importancia y hasta se mofaron de los cuestionamientos sobre si usaron balones desinflados en el partido que les clasificó al Super Bowl.

La NFL no ha indicado cuánto tiempo tomará su investigación sobre si Nueva Inglaterra desinfló indebidamente algunos balones para hacerlos más fáciles de lanzar y atrapar. Esto abre la posibilidad que se prolongue hasta la próxima semana, cuando los Patriots y los Seahawks de Seattle estarán en Arizona preparándose para el Super Bowl, que se realiza el 1 de febrero.

Tom Brady dijo que la investigación no le preocupa en lo absoluto Un portavoz de los Seahawks dijo que cualquier pregunta sobre los balones debe realizarse a la liga.

La NFL señaló que indaga si los Patriots manipularon los balones en el triunfo por 45-7 sobre los Colts de Indianápolis el domingo pasado en la final de la Conferencia Americana. Desinflar un balón puede alterar la forma en que un jugador lo sujeta o en que éste viaja por el aire.

Bajo las reglas de la NFL, cada equipo proporciona balones para su uso en el partido cuando su ofensiva esté en el terreno. Estos ovoides son inspeccionados antes del encuentro, y quedan al cuidado de personal designado por el equipo local.

El quarterback de los Patriots Tom Brady dijo que la investigación no le preocupa en lo absoluto. Y el tight end Rob Gronkowski tuiteó una foto en la que aparece azotando un balón con la frase: "ADVERTENCIA GRONKING PUEDE DESINFLAR".

Belichick eludió preguntas al respecto

Belichick eludió el martes las preguntas sobre la investigación. Pidió que los reporteros preguntaran mejor a los dirigentes de la liga. Pero la NFL se ha limitado a señalar que la investigación está pendiente.

Antes, Belichick había dicho que no estaba al tanto de algún problema con los balones sino hasta el lunes por la mañana, y prometió "cooperar plenamente con cualquier pregunta que haga la liga".

Así es el mundo en que vivimos El capitán de los equipos especiales Matthew Slatter dijo que los Patriots "tratan de hacer lo correcto".

"Trabajamos duro en nuestra profesión para ser exitosos, y es desafortunado que surjan cosas como ésta", comentó Slatter. "Pero así es la vida, así es el mundo en que vivimos".

El entrenador de los Colts, Chuck Pagano relató que no había notado problema alguno con los balones. No dio detalles cuando se le preguntó si Indianápolis había presentado una queja por el tema ante los árbitros.

"Hablamos igual que ellos hablaron con los árbitros, tenemos una oportunidad de hablar con ellos sobre muchas cosas, cosas que vemos en los videos, como las formaciones de las que hablamos en las últimas semanas", dijo Pagano. "Cada entrenador en la liga tiene la oportunidad de visitar a los árbitros y hablarles de estas cosas antes de un partido".

Julian Edelman, receptor de los Pats, señaló que no había sentido nada extraño con los ovoides.

Y el tackle defensivo Vince Wilfork pareció divertido por el asunto.

"No sé nada de eso. No toco nunca los balones. Derribo a la gente", indicó.