Pablo Laso cumplirá este jueves su partido 500 como entrenador de Real Madrid y aunque él lo anhela con todo el corazón, difícilmente festejará con un triunfo, porque visita al CSKA Moscú, en la ronda 21 de la Liga Europea de Baloncesto.

La quinteta moscovita se encuentra en la cima de la tabla del torneo con 16 ganados y cuatro perdidos y los blancos son terceros con 13-7, aunque viven un gran momento de victorias.

Durante la ronda dos, el Real Madrid se impuso en casa por 82-69 y Laso sabe que el Moscú "es ahora mismo el equipo con mejor recorrido en la Euroliga. Es un conjunto con muchísimo talento en todas las posiciones".

Ante de viajar a la cita deportiva, abundó que "en Madrid hicimos un gran partido y fuimos capaces de ganar bien. Mañana será diferente porque ellos en su casa son muy sólidos y tienen muchos puntos en las manos".

De su histórica cifra, expresó que "500 partidos son muchos, pero sinceramente no le doy mucha importancia., aunque me siento muy orgulloso y contento de cumplir esta cifra. Llevar 500 partidos en un club significa que has hecho algo bien".

También respondió que "he tenido muchos buenos momentos, pero me es difícil recordar todos. Si tuviera que decir uno, sería la primera Copa del Rey en Barcelona. Fue muy importante para nosotros como equipo, como club y como grupo. En el momento que fue y como fue".

Quien dirige en su séptima temporada suma 13 títulos, uno de Euroliga, uno de Copa Intercontinental, tres de liga, cinco Copas del Rey y tres Súper Copas, en 18 finales disputadas.