Oribe Peralta sigue en plan grande y anota dos en el triunfo de Santos 3-0 sobre Tigres

  • Había anotado otro par con el Tri contra Costa de Marfil.
  • El equipo lagunero llegó a 11 puntos en el Apertura 2013.
  • El "Cepillo" puso el pase para el gol de Néstor Calderón.
Oribe Peralta marca el primer gol de Santos ante Tigres, en la jornada 6 del Torneo Apertura 2013.
Oribe Peralta marca el primer gol de Santos ante Tigres, en la jornada 6 del Torneo Apertura 2013.
Guillermo Ávila / NOTIMEX

Después de ser la figura con la selección a mitad de semana, el delantero Oribe Peralta volvió a brillar ahora con el conjunto de Santos Laguna al anotar dos goles y poner otra asistencia para el 3-0 con el que ganaron a los Tigres de la UANL en el Estadio TSM.

Tigres se quedó con seis puntos El "Cepillo" anotó al minuto 37 y al 70, mientras que al 60 puso un pase para que Néstor Calderón metida el 2-0 con el que ahora llegan a 11 puntos a la vez que mantienen el invicto, en tanto que los felinos se quedan con 6 en el arranque de la jornada seis del torneo Apertura 2013 de la Liga MX.

Los "albiverdes" fueron los amos y señores del terreno de juego, hicieron sentir su casa, en este partido que ya caliente los ánimos entre aficiones, en el primer tiempo el arquero Oswaldo Sánchez prácticamente tuvo un día de campo, ya que sus compañeros fueron muy sólidos en la defensa para esperar el contra ataque.

Oribe hizo el primero al minuto 37 con un remate de cabeza tras un centro al área de Jesús Escoboza, lo que adelantaba que sería la noche del ariete, quien en la semana había hecho también dos tantos ante la selección de Costa de Marfil.

En el segundo tiempo, el "Cepillo" tuvo otra oportunidad al minuto 48 con un pase filtrado que lo hizo meterse hasta la cocina, sin embargo su disparo salió al centro y fue rechazado a tiro de esquina por el arquero Enrique Palos, quien evitó la debacle de un Tigres realmente inoperante en la cancha.

Sin embargo en el 60, dentro del área ponía un pase retrasado a Calderón quien llegaba para fusilar al arquero y poner el 2-0, pero Oribe todavía se reivindicaría en el 70, con jugada en la que entraba solo al área para disparar raso y cruzado, con lo que dejaba a Palos sin oportunidad y concretar así el 3-0.