El ucraniano Oleksandr Usyk expondrá este sábado sus cuatro títulos mundiales de peso crucero cuando enfrente al británico Tony Bellew, en un duelo que promete en la Manchester Arena.

Usyk, monarca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Asociación Mundial de Boxeo (AMB), Organización Mundial de Boxeo (OMB) y Federación Internacional de Boxeo (FIB), parte como ligero favorito y para seguir invicto, sin importar que peleará “de visita”.

Ambos pugilistas cumplieron este viernes en la ceremonia de pesaje, el monarca con peso de 198.5 libras, mientras que el retador británico lo hizo en 199.4 libras, ambos debajo del límite de la división.

Al proclamarse campeón de la Súper Serie Mundial de Boxeo tras imponerse al ruso Murat Gassiev, el ucraniano unificó los títulos que ya tenía, los del CMB y OMB, a los que agregó el de supercampeón de la AMB y FIB.

En su primera pelea como campeón unificado y decimosexta en su carrera profesional llega como ligero favorito, en busca de otro triunfo y si es antes del límite mucho mejor, para sumarlo a los 11 nocauts logrados.

En su última conferencia dejó en claro que por su amor al boxeo aceptó este reto y particularmente a esta pelea llega con una gran preparación, “me siento como niño esperando una sorpresa, estoy preparado para lo que venga”.

Pero enfrente tendrá a un complicado rival que tendrá el cobijo de su afición, además de llegar con una racha de 10 victorias en fila y con sed de títulos.

“Lo ven favorito por lo que ha logrado, pero estoy aquí para hacer mi historia, voy a vencerlo cueste lo que cueste. El sábado voy a dar la sorpresa”, comentó el experimentado pugilista de 35 años y llega con récord profesional de 30-2-1, 20 por la vía rápida.