A causa de aquella lesión que la marginó de los Juegos Olímpicos Río 2016, la fondista Vianey de la Rosa anunció que su nuevo entrenador será el tlaxcalteca Dilón Cuauhtle, con la finalidad de clasificar en maratón a los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018.

La mexiquense De la Rosa, con 35:50 minutos, y el poblano Julio César Pérez, con 31:49 minutos, fueron los ganadores de la tradicional carrera atlética San Silvestre, que se corrió en Paseo de la Reforma, en la capital del país.

“La verdad estoy muy feliz por terminar el año con un triunfo. A comenzar los nuevos proyectos y espero todo salga bien. Ahorita estoy con la entrenadora Wanda Panfil y próximamente voy a estar con Odilón Cuautle”, expresó.

La atleta de 31 años, una estatura de un metro y 50 centímetros y 45 kilogramos de peso corporal, no olvida aquella lesión sufrida a dos semanas de los Juegos Olímpicos Río 2016, por lo cual obviamente quedó marginada y es uno de los factores por los que va a cambiar de entrenador.

“El cambio de entrenador es pensando en mejorar, porque en estos meses voy progresando poco a poco. Voy hablar con mi entrenador, pero espero en maratón clasificar a los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018. Maratón es lo que me gusta, porque soy muy lenta (para los 10 mil metros) y maratón me encanta”, compartió.

A causa de aquella lesión, que fue en un tendón, en julio pasado, dedicó gran parte de 2016 a la recuperación y reapareció recientemente y ésta, la San Silvestre, cerró sus actividades en este 2017.

El cambio de entrenador se debe al prestigio de Odilón Cuauhtle, quien ha preparado por años a Madaí Pérez, quien hizo su debut en el Maratón de Chicago en 2003, en 2006 impuso en la misma competencia un nuevo récord mexicano con 2:22:59 horas, el cual todavía persiste, y en la última edición, el 9 de octubre, quedó cuarta con 2:24:44.

Vianey agradeció todo el apoyo de la Secretaría de Marina, donde tiene el grado de primer maestre, y ahora compartió que va cambiar un poco su residencia, al tener que entrenar en Tlaxcala, donde Cuauhtle Rojas hace gran parte del porcentaje de entrenamiento de sus pupilas.