Niñas y niños de ocho años en adelante serán parte de los más de 70 mil participantes en la octava edición de “Nado por mi corazón”, programada del 12 al 18 de febrero en casi todas las albercas en el país.

Mariel Hawley Dávila, presidenta de la iniciativa, encabezó la presentación del evento, el cual combina esfuerzos entre la sociedad civil, instituciones públicas y privadas.

“Nado por mi corazón” tiene el objetivo de incentivar la actividad deportiva y también que por cada kilómetro nadado por inscrito, la entrega de Grupo Kaluz otorgue un peso, dinero que será entregado a Fundación Kardias.

Ana Luz Díaz, directora general de Kardias, compartió que este organismo lleva 18 años de brindar apoyo a todos los niños que nacen con una afectación congénita cardiaca, y desde entonces ya se atendieron con cirugía a dos mil 700 infantes, lo que impacta en bienestar de 11 mil familiares.

Para este año espera recibir la donación de 70 mil pesos, mismos que serán destinados para la cirugía de cinco niños, lo cual también se logra gracias al apoyo de dos hospitales donde se realiza la operación quirúrgica.

Antonio Argüelles, distinguido por nadar los siete mares, recordó que este evento inició con dos mil inscritos y su crecimiento es tal porque ya pertenece a la sociedad, por lo que es de vital importancia en la lucha contra la obesidad y las enfermedades que se derivan, como la diabetes.

“‘Nado por mi corazón’ es una activación física, porque lo que nos cuesta más a los mexicanos es el tratamiento de estas personas que es de cien mil millones de pesos. Vivo en Hermosillo donde hay una efervescencia y estoy seguro que en los próximos años vamos a llegar a los cien mil participantes”, apuntó.

Una entusiasmada Mariel compartió que desde octubre empezó la campaña para la realizar la octava edición y por ello está segura que se va a rebasar la meta de más de 70 mil personas.

En 2017 nadaron 69 mil 902 personas en 162 albercas de 26 estados. “La novedad en este 2018 es que se suman niñas y niños a partir de los ocho años de edad, porque el año pasado se quedaron muchos entusiastas de ellos por querer nadar”.