Otro partido más, la figura del Pau Gasol brilló de manera especial en el juego individual con un nuevo doble-doble, pero al final no pudo ver recompensado su esfuerzo con la victoria ya que los Bulls perdieron por 106-95 ante los San Antonio Spurs.

El partido contra los Spurs no pudo ser más incómodo Por su parte Ibaka volvió a firmar un gran partido en una nueva victoria de los Thunder 108-104, esta vez contra uno de los mejores equipos de la liga, los Toronto Raptors.

Pau volvió a su rutina habitual con un nuevo doble-doble, 23 puntos y 15 rebotes, que le deja líder de la liga en esa faceta y a solo uno de su mejor marca en una temporada en la NBA. Pau Gasol lleva toda la temporada mostrando que este año no le cuesta nada hacer puntos, y casi menos recoger rebotes, y deja claro que a sus 35 años está como una rosa.

Sin embargo su gran nivel individual parece no poder ampliarlo al juego colectivo tanto como le gustaría pues a pesar de sus números partidos como este caen del lado del rival con unos Bulls lastrados por las grandes bajas y el pobre juego del equipo.

Los Bulls volvieron a caer mientras intentan aguantar como sea su tercer puesto en la Conferencia Este con lo que tienen a la espera de la vuelta de Rose, Gibson y Butler.

Con  la lengua fuera y faltos de juego, los de Chicago se cuelgan del juego de Gasol y el talento de Brooks y Mirotic pero hay días como el de este domingo en el que eso no es suficiente y menos si te enfrentas al actual ganador de la NBA, los San Antonio Spurs, que por mucho que pasen los años a pocos partidos del final siempre está fino.

Además de Gasol, Brooks estuvo fino en el tiro con 22 puntos y Mirotic siguió con su progresión con 19 tantos pero el equipo está en las últimas y cuando el partido se complica suelen acabar claudicando. El partido contra los Spurs no pudo ser más incómodo para los de Illinois y los 32 puntos de Parker terminaron de apuntillar a los toros de Chicago.

Tony Parker fue el mejor de su equipo con 32 puntos pero se nota que San Antonio ya está en su momento para empezar a jugar enserio y 5 de sus jugadores estuvieron por encima de los 10 puntos, entre ellos Leonard y Manu Ginóbili.

Los Thunder: un equipo temible

Los Thunder, cada vez más afianzados en la octava posición de la Conferencia Oeste se están ganando el calificativo de coco a pulso. Los de Oklahoma son un equipo temible comandado por uno de los jugadores más en forma de la NBA ahora mismo, Russell Westbrook, el cual no hay partido que se quede por debajo de los 30 puntos. Este domingo volvió con un nuevo triple doble de 30 puntos, 17 asistencias y 11 rebotes.

Si al buen momento de Westbrook le sumas una mejora significativa de Ibaka, sobre todo en el aspecto ofensivo, 21 puntos contra los Raptors, y la posible vuelta de Durant para los Play Off pues consigues que no haya equipo en la liga que no tema a los Thunder.

Contra los Raptors se sumó un jugador que no suele estar entre los protagonistas de Oklahoma, el turco Enes Kanter que consiguió 21 puntos desde la pintura y 12 rebotes que ayudaron y mucho a hacer claudicar al conjunto de Toronto.

Por parte de los Raptors destacaron DeMar DeRozan con 24 puntos y Terence Ross con 20, pero su buen juego individual no sirvió para que los de Toronto consiguieran la victoria y empataran con los Bulls en la tercera posición de la Conferencia Este.