El exárbitro de la Premier League, Graham Poll, advierte al Manchester United de la capacidad de José Mourinho de ganarse a los árbitros antes de los partidos con su carácter agradable y numerosos detalles que se transforman en apatía en caso de derrota.

Decía que era el mejor árbitro de Europa; antes de los partidos siempre era agradable

"Mourinho y Ferguson tienen algo especial, pero lo utilizan de formas diferentes. El entrenador del Real Madrid es 'mister encantador' con los árbitros sobre todo en las ligas domésticas donde los conoce a la perfección", asegura en el Daily Mail.

Graham Poll describe cómo fue invitado por Mourinho a un entrenamiento cuando acababa de llegar al Chelsea en 2004. "Fue una de las primeras cosas que hizo, sabía que yo era uno de los árbitros más importantes del país y ese año arbitré seis de sus partidos".

Mourinho se ganaba a los árbitros con palabras y detalles. "Decía que era el mejor árbitro de Europa. Antes del partido siempre es agradable", añade, pero tras el partido todo depende del resultado. "Ganaron 1-0 al Manchester United y me preguntó si estaba todo bien. Le dije que el vestuario necesitaba una mano de pintura; a las cinco semanas volví y había una televisión, artículos de baño y dos duchas nuevas".

Sin embargo, la derrota cambia su relación. "Perdieron 2-1 en la FA Cup ante el Liverpool y al terminar me miró sacudiendo la cabeza. 'Pensé que eras mi amigo', me dijo, pero opté por ignorarlo", concluye.