En su primera pelea del año, el boxeador Elías Emigdio quiere demostrar lo aprendido en 2017, motivado por presentarse en un lugar emblemático para el pugilismo como la Arena Coliseo.

Luego de disputar los Juegos Olímpicos de Río 2016, el llamado “Tigre de Zitlala” decidió brincar al boxeo de paga e hizo cinco peleas, todas con triunfo y dos por nocaut, satisfecho con su rendimiento e ilusionado con mejorar en cada presentación.

“Quiero asentarme un poco más en el terreno profesional, quiero tener un poco más de nocauts, creo que eso llega con el trabajo”, comentó el pugilista, quien tuvo más de 100 peleas como amateur, algunas a 12 rounds.

Y aunque en esa época ya peleaba a esa distancia, reconoció que el cambio entre el pugilismo amateur y profesional es notorio, contento porque marcha a paso firme.

“Esta es otra área, un mundo muy diferente, pero hay que seguir trabajando, veo que vamos a buen paso, lento pero seguro, hay que seguir manteniendo mi invicto, creo que es importante, sin una mancha y así llegar más rápido a lo que apunta uno como deportista”, comentó.

De su presentación en la Arena Coliseo, donde enfrentará a Armando Terreros, se mostró contento, pues pelear en un sitio con tanta historia “será halagador, ya tuve la oportunidad de hacerlo en los ‘Guantes de oro’ y será bueno”.

“No muchos pueden decir que pelearon en la Coliseo, donde se presentaron grandes figuras que quedan en los libros de historia, las sillas y lookers pueden contar muchas cosas… para mí es impresionante ver peleas ahí a pesar de que se ha ido olvidando con el paso de los tiempos”, concluyó.