El boxeador mexicano Miguel “Micky” Román se declaró listo para buscar el título superpluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) tras noquear en cuatro rounds al colombiano Arístides Pérez.

Román, retador mandatorio al cetro de las 130 libras, salió motivado por el respaldo de unos nueve mil aficionados y dominó por completo a Pérez, quien fue liquidado a los 2:36 minutos del cuarto giro, en el choque estelar de la velada de Promociones del Pueblo.

“Micky” se presentó en el gimnasio Josué Neri Santos muy motivado, aunque también obligado a tener una gran actuación, por lo que desde el inicio salió decidido a terminar con el sudamericano, quien pronto se vio dominado.

El constante golpeo de Román hizo daño a Pérez, sobre todo en las zonas blandas y en el tercer asalto, cuando el juarense lo tundió y el nocaut parecía inminente, aunque Pérez resistió y llegó al cuarto.

La golpiza a Arístides ya era innecesaria y el tercero sobre la superficie decidió parar la pelea en el cuarto rollo para el triunfo de “Micky”, quien mejoró a 59-12, 46 por la vía rápida, y su rival se quedó con 31-11-2, 17 nocauts.

Por su parte, Diana “Bonita” Fernández se proclamó nueva campeona internacional supermosca del CMB, tras imponerse por nocaut técnico en el octavo asalto a la estadunidense Noemí Bosques en el pleito coestelar.

En dos ocasiones mandó Diana a la lona a su rival con buenas combinaciones, pero Noemí buscó meterse a la pelea con poco éxito ante una “Bonita” que llegó a 17-2, cuatro nocauts, en su carrera profesional.

Finalmente, el olímpico en Río 2016, Lindolfo Delgado, tuvo un triunfal regreso a la actividad y logró su tercera victoria como profesional tras imponerse por nocaut técnico en el tercer rollo a Héctor Mendoza, en superligero.