Los nadadores Felipe Muñoz, Debbie Meyer, Michael Burton y Klaus Dibiasi visitaron la Alberca Olímpica “Francisco Márquez”, donde hace 50 años ganaron medallas de oro en los Juegos Olímpicos México 1968.

Muñoz ganó oro en los 200 metros estilo de pecho, Meyer tres de primer lugar, Burton dos y Dibiasi una de oro y una de plata en clavados.

“Estoy muy contento por convivir con amigos que tuvimos una experiencia magnífica y volver estar en una instalación que parece nueva, estar igual, tener esta oportunidad”, expresó el “Tibio” Muñoz.

Al estar a la orilla de la alberca compartió que todas le gustan, “igual que su olor. Ésta tiene un significado muy especial, es lógico, es la alberca donde pude lograr mi sueño y el mundo vio a México con su capacidad”.

Agregó que el carril cuatro siempre es el que buscan, “es el favorito, y cuando tuve el honor y la suerte más gusto e da”.

Al paso de los años todavía escucha el grito de México. “El grito en ese entonces era Médico y tres aplausos, y ahora es México, México, México... Mi corazón late como si fuera previamente una competencia. La adrenalina lista”.

Dibiasi compartió que unos cinco años después de los Juegos Olímpico estuvo en el mismo escenario en una competencia internacional y hasta este jueves volvió ver la plataforma donde triunfó.

“Es la misma, está presentable, no ha cambiado nada. Son las mismas lámparas y sí la tribuna ya no es la misma, le quintaron unas gradas”, observó emocionado y amable.

En la recepción, el alcalde en Coyoacán Santiago Taboada les expresó su grandeza y aseguró que su administración abrirá más espacios deportivos y se invertirá en la práctica deportiva de la población en esta demarcación política en la Ciudad de México.