México cumplió con los objetivos en la Copa Presidente de Taekwondo, en la que más allá de ganar medallas, sirvió para observar el desempeño de los competidores en sus categorías rumbo al Grand Prix en Azerbaiyán.

El entrenador Alfonso Victoria consideró positiva la actuación de los integrantes de la delegación mexicana y además se determinó algunas estrategias para enfrentar el Grand Prix, el cual será el último evento de la temporada.

“Se cumplieron con los objetivos y expectativas de la competencia, además este evento sirvió para determinar cómo se sentirían algunos atletas en otros pesos como el caso de Uriel Adriano en menos de 87 kilos”, destacó.

Agregó que en el caso de Itzel Manjarrez, Paulina Armería, Fabiola Villegas y Victoria Heredia respondieron a las expectativas luego de un receso en sus actividades.

“A pesar de que no todos obtuvieron medalla se vio un equipo mexicano muy fuerte y con mucha seguridad”, declaró.

Mencionó que ahora se afinaran los detalles para el Gran Prix Final en Azerbaiyán en el mes de diciembre con la utilización del nuevo peto electrónico, el cual se empleará a partir del próximo año en todas las competiciones.

“En el caso de Saúl Gutiérrez, esta justa le sirvió para salir del bache que tuvo en los Olímpicos y ahora se le vio muy motivado y preciso, aunque no haya sacado oro, esa medalla de bronce es un paso muy grande luego del momento que vivió en Río”, afirmó.

Indicó que en el caso de Itzel Manjarrez mostró la experiencia que trae y seguro dará en este nuevo ciclo olímpico sorpresas para el país.