Ni con doblete de Raúl Jiménez pudo el Tri contra Bielorrusia que se impuso 3-2

  • Los dos goles de la Selección Mexicana llevaron el sello del jugador del Atlético de Madrid.
  • Nekhaichik anotó el tercer gol que sí congeló las sonrisas mexicanas.
  • El partido amistoso se disputó en la gélida cancha de la Arena Borisov.
<p>Raúl Jiménez nada más anotar ante Bielorrusia.</p>
Raúl Jiménez nada más anotar ante Bielorrusia.
@miseleccionmx

La gélida temperatura no se lo puso nada fácil a la Selección Mexicana que disputó un partido amistoso ante Bielorrusia, que terminó 3-2 a favor de los bielorrusos, en la cancha de la Arena Borisov.

La selección estableció su propia marca al jugar a la temperatura más baja: menos 9°C Los dos goles de la Selección Mexicana en cancha europea llevaron el sello del jugador del Atlético de Madrid Raúl Jiménez.

Jiménez se encargó de concretar los dos tantos a los ocho minutos del segundo tiempo donde aventajaba 2-1, mientras que el rival consiguió la igualada al 55.

Luego de que la afición lo estuviera pidiendo durante al menos sesenta minutos, finalmente en el minuto 69 el Piojo optó por sacar a Carlos Vela, la gran estrella del encuentro ante Holanda, donde el Tri logró firmar su revancha tras la espinita en el Mundial de Brasil.

Vela mostró a la afición y al equipo sus ganas de marcar nada más saltar al césped, un intento de gol que el portero Chernik logró frenar.

No fue hasta el minuto 80 que Herrera decidió sacar al Chicharito Herández por Jonathan dos Santos, con la esperanza de que el madridista pusiera el tanto que le falta al Tri.

Pero poco después marcó Nekhaichik de Bielorrusia poniendo de nuevo el marcador a su favor con tres tantos sobre dos.

Llegó el minuto 88 del encuentro y con él otro nuevo cambio en el Tri, Julio César Domínguez salió por Diego Reyes.

Cinco minutos fueron añadidos al contador del amistoso, en los que el Tri siguió luchando. Héctor Herrera disparó en el minuto 92 a puerta buscando el empate de nuevo frente a los bielorrusos pero pasó por un costado de la portería.

La selección mexicana estableció su propia marca al jugar a la temperatura más baja de su historia. menos 9°C, frente al -5°C del SWE vs. MEX (en 1969) y el USA vs. MEX (en 2001).