El boxeador mexicano Ray Beltrán y el namibio Paulus Moses quedaron listos para enfrentarse este viernes y disputar el vacante título ligero de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Ambos subieron a la báscula y cumplieron de manera satisfactoria, el de Los Mochis con un peso de 134.5 libras, mientras que el africano lo hizo en 134, ambos dentro del límite de la división.

Beltrán, quien tiene récord profesional de 34-7-1, 21 por la vía del nocaut, tiene dos objetivos para este viernes: proclamarse monarca mundial y dar un paso importante en busca de la residencia permanente en Estados Unidos.

Sin embargo, no será fácil para el sinaloense, ligero favorito, pues enfrente estará un rival como Moses, con récord de 40-3, 25 antes del límite, quien tratará de volver a casa con el cetro en su poder.

La pelea será la estelar de la velada, que se llevará a cabo en el Grand Sierra Resort de Reno, Nevada, la más importante en la carrera del mexicano, quien quiere hacer realidad dos de sus sueños en una sola noche.