El piloto mexicano Esteban Gutiérrez señaló que esta recta final de la Fórmula Uno ya no se trata de sumar puntos sino de acabar las carreras sin incidentes, pues el equipo ha tenido un complicado cierre con la fiabilidad del coche.

Este domingo, tras acabar en el lugar 19 del Gran Premio de México, Gutiérrez dijo que estar en el limite fue algo muy complicado, pues castigó demasiado los frenos y el motor buscando a como diera lugar llegar hasta el final de las 71 vueltas en el Autódromo Hermanos Rodríguez.

“De aquí a lo que queda esperemos que mejore nuestro rendimiento porque realmente fue algo que nos limitó muchísimo hoy, ya que para terminar la competencia tuve que comprometer muchas cosas, problemas de motor, de aerodinámica y esa es la explicación de lo que pasó hoy”, señaló Gutiérrez.

Aunque no dijo que ha tirado la toalla, pues seguirá peleando en las dos carreras que restan, la realidad es que el equipo ahora mismo está en una posición complicada para pensar en buenos resultados.

“Ya no es cuestión de puntos o no, cuando estaban las oportunidades de sumar puntos mi coche tuvo problemas mecánicos, mi rendimiento ha sido bastante bueno durante toda la temporada; ahora hay que ver hacia delante, los puntos llegarán o no y creo que ya no es lo importante, pero definitivamente pelearé hasta el final”.

El mexicano señaló que cuenta con tener su futuro listo para el Gran Premio de Brasil, siguiente fecha del campeonato mundial y aunque es un momento crítico no pide que la temporada ya se acabe.

“No pienso en eso (el final de la temporada), hago lo que me encanta y si por mi fuera lo haría todo el año, todo el tiempo, pero ahora no es una situación sencilla, simplemente”.