Luego de marcar el gol con el que Espanyol de Barcelona consiguió los tres puntos a costa de Real Betis, el defensa mexicano Diego Reyes aseguró que su primera diana en la temporada 2016 del futbol español tuvo un sabor a revancha, luego de su actuación en la jornada nueve.

Este domingo, Reyes visitó el Estadio Benito Villamarín para disputar los 90 minutos en contra de la escuadra “verdiblanca”, frente a la cual volvió a sonreír después que la semana pasada marcara un autogol en el empate 3-3 ante Éibar.

“Para mí significa mucho, el partido pasado todos saben que metí un autogol, pero ahora esta es mi revancha; el entrenador (Quique Sánchez Flores) y los compañeros se fijaron en mí y esto es para ellos”, aseguró al finalizar el cotejo.

Con el tanto del ex americanista, los “Periquitos” tomaron de una bocanada de aire fresco en el torneo local, ya que ascendieron al duodécimo puesto de la tabla general con 11 unidades, a cinco de distancia de la zona que otorga boletos para competencias europeas de cara a la próxima campaña.

“Eso es lo que más me tiene contento, que ganamos, que pudimos conseguir los tres puntos, la verdad nos hacía falta, para adquirir confianza y muchas otras cosas dentro del grupo, se lo merecen, gracias a Dios me tocó a mí pero el triunfo es de todos”, agregó.