El boxeador mexicano Pablo César Cano hizo válido su apodo del "Demoledor", tras vencer por nocaut técnico en el primer asalto al venezolano Jorge Linares, quien se fue tres veces a la lona.

En una de las peleas estelares en el Hulu Theater del Madison Square Garden, Cano se quedó con el triunfo a los 2:48 minutos del primer asalto y defendió el título Internacional de peso superligero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

El "Demoledor" mexicano sorprendió desde el inicio y atacó al "Niño de oro" venezolano, al que propinó una derecha que pegó entre la oreja y el cuello para mandarlo a la lona por primera vez cuando apenas habían transcurrido 20 segundos.

Cano se mantuvo al ataque y con una impactante derecha al rostro mandó por segunda vez a la lona a su rival, quien lucía desconcertado, lo que aprovechó el mexicano para lanzarse al ataque y con un gancho de izquierda a la mandíbula lo derribó por tercera vez.

En la parte final del primer asalto, "Demoledor" se fue encima del venezolano, ya muy lastimado, por lo que el réferi decidió intervenir para detener la desigual pelea y dar el triunfo al pugilista "azteca", quien espera una oportunidad por el cetro absoluto de las 140 libras.

"Estoy contento, emocionado, es algo que toda mi carrera había esperado, una pelea ante un campeón como Linares, que mejor que obtener la victoria y de esta manera", dijo Cano al término de la batalla, con la que mejoró su récord a 32-7-1, y 22 por la vía rápida.

Linares, quien sufrió la quinta derrota de su carrera, volvió a sufrir ante un mexicano, pues antes de Cano había perdido con Juan Carlos Salgado, Antonio DeMarco y Sergio Thompson, para quedarse con marca de 45-5, y 28 nocauts.