El mexicano Abraham Ancer quiere festejar su cumpleaños 27 con la copa o una buena ubicación en el torneo World Golf Championships-México Championship, que se disputará de jueves a domingo en el Club de Golf Chapultepec.

El golfista cumplió este martes 27 años de edad, pero desde el lunes, cuando hizo su primera práctica, ya disfrutaba su debut en este Campeonato Mundial, el primero de su vida, sensación que quiere prolongar hasta el domingo, con una posible coronación.

“Me siento muy contento. La verdad que este evento es enorme y más que nada porque es en la Ciudad de México. Me siento muy contento y orgulloso de estar aquí. Es un honor representar a México”, compartió el de Reynosa, Tamaulipas.

Ancer ya quiere que empiece la competencia porque “me siento preparado, de hecho ahora voy a practicar mis últimos nueve hoyos, y me siento que traigo un buen plan táctico para el campo”.

Claro que su estrategia es sagrada, pero dijo que “ya sabe qué palo ocupar en cada uno de los hoyos, a menos de que cambie mucho el viento. Me siento muy cómodo en este campo, me gusta mucho su zacate y todas sus condiciones”.

Cuando tenía nueve años se presentó en el campo del Club de Golf Chapultepec, al participar en un Nacional, pero esta vez será su debut como profesional, y se siente listo para su primer Campeonato Mundial, donde “están los mejores: el top del ranking mundial, y trato de verlo como otro torneo, no me quiero poner más presión de la ya existente”.

El lunes tuvo una práctica de 18 hoyos y el martes de nueve, y con eso le basta, además del conocimiento general, para saber que la pelota es 10 por ciento más veloz que en otros campos, porque este está a unos dos mil 300 metros sobre el nivel del mar.

Mencionó que el campo tiene sus detalles, porque “si no le pegas derecho, sí es muy difícil, pero me siento muy cómodo en mis tiros de salida y también en el green (área de emboque), que son claves y hay que tener mucho cuidado”.

De esta semana, que celebra su cumpleaños, respondió que “me la estoy pasando muy bien, creo que es el mejor regalo que me pudieron haber dado y el domingo ojalá pueda celebrar con la copa o un buen lugar”.