El mediocampista holandés Arjen Robben se mostró emotivo por la visita que su escuadra Bayern Munich realizará este martes a la ciudad de Eindhoven para medirse ante su ex equipo PSV, en el marco de la jornada cuatro de la Champions League.

El centrocampista, de 32 años de edad, reconoció que volver a pisar la cancha del Philips Stadion, aunque ahora como visitante dentro de la Liga de Campeones, tiene un significado especial, ya que representa enfrentar a un club que le ayudó a dar el salto para convertirse en una figura del balompié europeo.

“Es la primera vez, desde que salí a jugar al extranjero, que disputaré un partido de Champions en Holanda; es muy especial y estoy muy entusiasmado, estar en Eindhoven será un poco como sentirme en casa”, explicó en entrevista para los medios oficiales del Bayern.

Robben se integró a las filas de los “granjeros” cuando tenía 18 años, durante la temporada 2002 proveniente del Groningen, y a partir de entonces tuvo 75 apariciones en dos campañas con los “rojiblancos”.

Durante aquel periodo el neerlandés marcó 21 goles y ganó el título de liga y la Supercopa de su país, además de que fue galardonado con el premio “Johann Cruyff” como el talento holandés de la temporada.

“Fueron dos años muy buenos y muy importantes para mi desarrollo; ahora sólo pienso en disfrutar el partido ante PSV y en ganar, porque queremos el liderato y para eso necesitamos los tres puntos”, aseguró.

Así, Robben y compañía visitarán al equipo de los mexicanos Andrés Guardado y Héctor Moreno en partido que dará inicio cuando el reloj marque las 13:45 horas, tiempo del centro de México.