Medallista olímpica Rosario Espinoza seguirá en taekwondo mientras lo disfrute

La triple medallista olímpica Rosario Espinoza dijo hoy que depende más de su energía mental, que del desgaste físico y dolores en su cuerpo, para permanecer en el taekwondo hasta los Juegos...

La triple medallista olímpica Rosario Espinoza dijo hoy que depende más de su energía mental, que del desgaste físico y dolores en su cuerpo, para permanecer en el taekwondo hasta los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

“Simplemente estoy disfrutando, como disfruto todos los días el estar entrenando, porque no es fácil después de tantos años de alto rendimiento y si voy al Campeonato Mundial será como seguir disfrutando una competencia importante mas y sobre todo representando a mi país”, expresó.

Después de ganar la medalla de plata en los Juegos Olímpicos Río 2016 surgió la interrogante sobre su retiro y al volver a los entrenamientos ahora se pregunta hasta dónde llegará y si el Campeonato Mundial, programado del 24 al 30 de junio en Jeonju, Corea, puede ser ahí sus últimos combates.

La deportista de 29 años de edad compartió que mantenerse activa le resulta “más pesado el dominar la mente. El cuerpo para mí tiene una huella muy importante y afortunadamente para mí mi cuerpo ha reaccionado de la mejor manera”.

Un ejemplo de ello es que después de Río 2016 hasta la fecha estuvo sin competir y con apenas una semanas de entrenamiento ya ha tomado una forma deportiva, porque su cuerpo tiene una huella muy grande de la alta exigencia.

Resaltó esa virtud genética de no lesionarse, porque son pocas las que ha sufrido y de las mismas ha salido rápido, y sólo tiene en su haber una intervención quirúrgica para sanar la fractura de mano izquierda, en el 2006.

“Trato de alimentarme bien y respetar mis descansos y he sido disciplinada en eso. No sufro de tanto dolor físico, más bien unas lesiones, como una en el empeine antes de los Juegos Panamericanos de 2007 y otra de cadera previo a los Juegos Olímpicos de Río. Eso es lo que más me ha preocupado”, dijo.

Cuestionada de si no la cansan tantas horas de viaje en avión para ir de una competencia a otra y repetir un ciclo olímpico una y otra vez y hacer lo mismo y lo mismo en los entrenamientos, respondió que “cuando la mete está bien, cuando está en un estado de que lo estás disfrutando y existe un objetivo, no es cansado”.

“Pero la mente es la más complicada de dominar. Y ahorita lo estoy disfrutando como si fuera el primero y último entrenamiento y competencia. Así lo tomaba antes de Río y así lo vivo ahora, porque estoy consciente que no me quedan 10 años más de carrera”, compartió.