Con la misión de representar a México en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018, la arquera Mariana Avitia intensifica su preparación para enfrentar el primer escalón de los tres programados para buscar un cupo.

Avitia sabe que los Centroamericanos representan la primera justa para llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, donde espera, como en Londres 2012, estar en la final del arco recurvo y tratar de mejorar el bronce de la cita inglesa.

El proceso clasificatorio para los Centroamericanos consistirá en tres eventos, uno es el Nacional de Exteriores, el cual está previsto del 22 al 28 de este mes en el Centro Deportivo Olímpico Mexicano; el segundo es en febrero y el tercero en marzo, en sedes por definir.

“Mi objetivo es ir a los Centroamericanos, entonces tengo que echarle muchísimas ganas, esto me ayuda mucho para saber qué es lo que tengo que mejorar en las próximas competencias”, comentó.

La semana pasada Avitia tomó parte en el Primer Control Selectivo Estatal, que se realizó en el campo del CARE Niños Héroes de Monterrey, Nuevo León, donde analizó algunas de las fallas y corregirlas para el Nacional en la capital mexicana.

“Fue como un fogueo previo al Nacional de Exteriores, en el nacional ya estamos sembradas las que asistimos al mundial el año pasado junto con Aída Román y Alejandra Valencia. Tengo que aprovechar eso para llegar con buena puntería”, externó la subcampeona mundial de México 2017.

“Quiero mejorar lo que hice el año pasado, estoy contenta porque regresé a Selección Nacional, espero este año formar parte, mi objetivo es llegar a Tokio 2020, por eso me preparo, porque quiero arrancar bien el ciclo, vamos por el camino correcto”, apuntó.