Javier Mascherano, mediocampista de la selección de futbol de Argentina, descartó un rompimiento entre el plantel y el técnico Jorge Sampaoli, de cara al decisivo partido ante Nigeria en actividad del Grupo D de la Copa Mundial Rusia 2018.

“La relación con el técnico es totalmente normal, pero obviamente que cuando uno siente una incomodidad se lo planteamos, si no seríamos unos hipócritas”, dijo en conferencia de prensa.

Manifestó que “si no le planteas al técnico que estás incómodo, estás perjudicando al equipo, pero no uno, en el colectivo. Estamos buscando el beneficio de todos porque somos un equipo, somos 23, los que están en la cancha y los que no”.

“Sabemos que la situación es compleja, que no es broma, porque sabemos lo difícil que es llegar a una instancia como la que estamos e ir a jugar un partido como el que vamos a jugar. Tenemos que unirnos, opinar y tratar de hacer todo lo posible para que el equipo llegue con la mayor cantidad de certezas al partido”, apuntó.

Cuestionado sobre quién dispondrá de la alineación para dicho duelo, luego que versiones señalaron que serían los jugadores los que definirían el 11 titular, el capitán indicó que esa es una pregunta para todos los técnicos que han pasado en los últimos años.

“Hay que preguntarle a los entrenadores, en los últimos 10 años pasaron ocho o 10 entrenadores y todos los que se fueron nunca dijeron nada, se le ha puesto ese mote a esta generación (que define equipos), no entiendo por qué, no lo entiendo, esto es repetitivo”, expuso.

Respecto a las declaraciones del técnico argentino Carlos Caruso Lombardi, quien aseguró que tuvo una pelea que llegó a las manos con Cristian Pavón, el “jefecito” se limitó a decir que es una persona “nefasta”.

"Hay un video con un entrenador de futbol que sale a decir barbaridades, pero es una persona nefasta para el futbol argentino, cada uno sabe quién es quién en este deporte”, externó.

Sobre el momento que vive el delantero Lionel Messi, destacó que “es un ser humano y tiene sus frustraciones, pero está con ganas de revertir la situación y de revertir la imagen que estuvimos dando en estos dos partidos”.

Asimismo, pese a que el conjunto Albiceleste necesita derrotar a las Águilas Verdes y también depende del resultado entre Islandia y Croacia para calificar a octavos de final, dejó en claro que las esperanzas están intactas.

“No me resigno, ni yo ni nadie de este grupo, tenemos la ilusión, vinimos con mucha ilusión a esto porque seguramente para muchos de nosotros es lo último y no queremos que termine rápido”, sentenció.