Máscara Año 2000 se desquita y vapulea a Último Guerrero

Aunque no fue en una lucha de apuestas y salió con la derrota por descalificación, Máscara Año 2000 tomó desquite y vapuleó a Último Guerrero, con lo cual dejó en claro que la “guerra” entre ellos no...

Aunque no fue en una lucha de apuestas y salió con la derrota por descalificación, Máscara Año 2000 tomó desquite y vapuleó a Último Guerrero, con lo cual dejó en claro que la “guerra” entre ellos no ha terminado.

Pelón luego de perder su cabellera en el “Juicio final”, Jesús Reyes se presentó la noche del lunes en la Arena Puebla junto a Terrible y Rey Bucanero, quienes perdieron ante Último Guerrero, Niebla Roja y Ángel de Oro.

El “último de su estirpe” sufrió desde la primera caída y fue humillado y golpeado por sus tres rivales, particularmente por el de los “Dinamita”, quien castigó a su oponente para sacarle la rendición y tomar ventaja.

La lucha se mantuvo igual en el inicio de la intermedia, con una paliza al Guerrero, quien reaccionó para desquitarse de su odiado enemigo, mientras que los hermanos Chávez, bien coordinados y con patadas al rostro de sus rivales, los pusieron con la espalda contra la lona para obligar a la tercera.

Algunas equivocaciones de los rufianes aparecieron en el tercer capítulo, mientras que Ángel de Oro y Niebla Roja volaron por encima de la tercera para dejar en el ring a los dos capitanes, Terrible y Último Guerrero, el segundo víctima de artero faul para la descalificación.

Al término de la contienda el líder de los “Guerreros laguneros” se mostró molesto y exigió una revancha, pero lo único que provocó fue la molestia de sus rivales, que antes de irse le recetaron una lluvia de golpes y patadas.

El pleito estelar de la noche fue un mano a mano entre Carístico y Mr. Niebla, quien provocó un comienzo de pesadilla para el científico, quien nada pudo hacer para contrarrestar el dominio de su oponente. Un sentón desde la segunda cuerda fue definitivo.

El “Rey del Guaguancó” era amo y señor en el cuadrilátero, pero en un descuido el de “Plata y oro” se lo llevó con toque de espaldas para igualar y en la definitiva, luego de aplicarle dos topes, lo rindió con la “mística” para su triunfo definitivo.

-Fin de nota-