La marchista Alejandra Ortega dijo que trabajará para enfrentar otro ciclo olímpico con más experiencia y desde luego con fogueo internacional para mejorar el sitio 41 que logró en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

La atleta indicó que en estos dos meses y medio de este año, se enfocará a mejorar la técnica para que a partir de enero se centre en la fuerza y resistencia física para el primer compromiso previsto para marzo con el Challenger de Chihuahua.

Ortega refirió que en 2017 están programados tres certámenes de relevancia, además del certamen en Chihuahua, están la Copa Panamericana en Lima y desde luego el Mundial de Atletismo en Londres.

“Con este evento cierro la temporada, ya que en el 2018 están los Centroamericanos, el cual es el primer eslabón para arrancar el ciclo olímpico a Tokio 2020”, comentó.

La especialista en los 20 kilómetros expresó que el puesto 41 de Río no fue el esperado, por lo que hay confianza de trabajar en cuatro años para mejorarlo y desde luego hacer historia en el atletismo mexicano.

“Me prepararé para mi próxima temporada, donde trabajaremos muy fuerte y espero tener buenos resultados en los eventos del año entrante“, agregó.

La atleta sostuvo que la preparación de estos meses será sólo para recuperarse de la lesión y luego comenzar el trabajo físico en enero del 2017.