El mánager puertorriqueño Charlie Montoyo se dijo muy orgulloso y feliz, además de satisfecho, por ser ahora el cuarto boricua que se convierte en piloto de un primer equipo dentro del beisbol de las Grandes Ligas.

Montoyo se convirtió en el timonel del conjunto mayor de Azulejos de Toronto, luego que en octubre pasado la directiva de los "pájaros azules" determinó darle la oportunidad para conducir los destinos del club en la campaña 2019 del mejor beisbol del planeta.

"Estoy muy orgulloso por ser ya el cuarto mánager puertorriqueño en el beisbol de las Grandes Ligas de manera permanente, eso me tiene muy contento y satisfecho, sobre todo porque en mi país también están felices con este nombramiento", declaró.

Entrevistado en el marco de las Reuniones Invernales del Beisbol Profesional en esta "Ciudad del Juego", Montoyo indicó que está preparado física y mentalmente, para tomar este nuevo y gran reto de dirigir a Azulejos en la próxima campaña de la "Gran Carpa".

"Es una alta responsabilidad, pero estoy listo y bien preparado para lograr un buen papel. En este 2018, mi compatriota Alex Cora resultó campeón con Medias Rojas de Boston, así que la vara la ha dejado demasiado alta, sin embargo, trataré de no ser menos", señaló.

Charlie Montoyo es uno de los tres mánagers boricuas en activo en el beisbol de las Grandes Ligas, junto a Alex Cora y a Dave Martínez, de ahí que su responsabilidad será mucha dentro de esta gran vitrina.

"Todos los ojos del beisbol de Puerto Rico estarán sobre mi persona, por lo que espero no defraudar a nadie, en especial a mi directiva de Azulejos que me dio esta confianza y esta alta responsabilidad, después a mis jugadores y a la afición", señaló.

Durante su etapa como instructor, Montoyo dirigió muy bien al equipo sucursal de ligas menores de Mantarrayas de Tampa Bay, tras lograr más de 600 victorias y ganar otros premios a nivel individual como timonel.

Con 53 años de edad, Montoyo también se desempeñó los últimos cuatro años de su carrera como instructor en el equipo grande de Tampa Bay, bajo las órdenes del piloto mayor Kevin Cash, dentro del puesto de coach de la banca.