Suárez declara ante la FIFA que no mordió a Chiellini: perdió el equilibrio y lo golpeó con la cara

  • El delantero uruguayo niega cualquier intención de darle un bocado al italiano.
  • Según la prensa brasileña, la FIFA endureció su castigo al no ver arrepentimiento en el jugador del Liverpool.
  • Suárez, 47 partidos de sanción desde 2010 pero cero rojas en ese periodo.

El delantero uruguayo Luis Suárez declaró ante la FIFA, tras ser interrogado por el incidente que protagonizó al morder el hombro al italiano Giorgio Chiellini y por el que fue sancionado con nueve partidos y cuatro meses sin jugar al fútbol, que "en ningún caso ha sucedido lo que describe su escrito como 'morder' o 'intentar morder'" al defensor de la Juventus, según una información revelada por el diario brasileño O Estadao de Sao Paulo.

Luis Suárez explica que "después del impacto, que me hace juntar las rodillas, pierdo el equilibrio y caigo sobre él. En ese momento impacto mi cara contra el jugador".

El delantero del Liverpool añadió que el impacto le dejó "un hematoma en el pómulo" y "un fuerte dolor en las piezas dentales".

Según el rotativo paulista, el hecho de que Suárez negara los hechos y no mostrara arrepentimiento fue decisivo para que la FIFA decidiera aplicar un duro castigo al jugador de Salto.

Además, en el documento del que informa la prensa brasileña se añade que medidas tomadas anteriormente con Suárez, que es "reincidente", no cambiaron su comportamiento. Pues se trata de la tercera vez que el delantero charrúa agrede con un mordisco a un rival.

El escrito, redactado por el Comité de Disciplina de la FIFA que analizó el caso de Suárez, sostiene que la agresión a Chiellini ocurrió cuando los jugadores no estaban cerca de la pelota, lo que fue un elemento agravante. Fue un acto "deliberado, intencionado y sin provocación", se destaca en el mismo.

Por último, la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) ha notificado este sábado a la FIFA que tiene la intención de recurrir la sanción a su jugador.