El Barcelona anuncia el fichaje de Luis Enrique como nuevo DT

  • El exfutbolista azulgrana dirigirá el equipo tras la salida del Tata Martino.
  • De 44 años, Luis Enrique Martínez ha fichado dos temporadas por el club catalán.
  • El Celta de Vigo, el club de origen de Luis Enrique, fichó al italiano-argentino Eduardo Toto Berizzo.

Josep María Bartomeu adelantaba días atrás que llegaba el momento de iniciar una pequeña revolución y ésta se concretó este lunes, dentro de unos márgenes de sobra conocidos. Dos jornadas después de confirmarse la salida de Gerardo Tata Martino del banquillo culé, la junta directiva del club acordó este lunes el nombramiento de Luis Enrique Martínez, de 44 años.

El asturiano, que ha dirigido al Celta de Vigo esta campaña,  ha sido elegido a propuesta del director deportivo Andoni Zubizarreta. Un fichaje que, de momento, se extenderá por dos temporadas y supone la tercera época del gijonés en Can Barça, después de su periplo como jugador (durante ocho temporadas) y como técnico del Barça B, entre 2008 y 2011.

La llegada de Luis Enrique, sin ser oficial hasta este lunes, era oficiosa después del encuentro que mantuvo con Andoni Zubizarreta semanas atrás, una reunión que trascendió con rapidez a los medios y que dejó perplejo a Martino. Su hueco en el Celta de Vigo, que este lunes también confirmó su entrenador, será ocupado por el italo-argentino  Eduardo Toto Berizzo, exjugador celtiña entre 2001 y 2004 y que viene de hacer campeón al O'Higgins chileno en el Torneo Apertura 2013 y la Supercopa 2014.

Su última temporada con el Barça B, al que dejó en la zona de promoción de ascenso a Primera, le empujó a probar suerte fuera del fútbol español. Luis Enrique aceptó una oferta del Roma, al que dirigió durante una campaña para dejarle séptimo en la Serie A y en las semifinales de la Copa. Después de su aventura italiana, este gran amante del ciclismo, el maratón y practicante del triatlón (incluso distancia Ironman) optó por tomarse un año sabático. Fue justo antes de recibir y aceptar la oferta de un Celta donde acabaron llegando los resultados, el juego y la tranquilidad: acabó octavo en la Liga. Antes de su presentación, eso sí, y acompañado de sus amigos, se marcó una pretemporada subiendo en bici algunos de los puertos alpinos y dolomíticos más exigentes del mundo.