Sin llaves ni golpes, Cancerbero se proclamó campeón del reto denominado "El despertar de la serpiente", realizado en la Granja las Américas, donde siete gladiadores del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL) mostraron su rivalidad.

Robin, Tiger, Forastero, Cancerbero, Raziel, Flyer y Soberano se vieron las caras abajo del ring, donde desarrollaron diversas actividades para conocer a un solo ganador, tras cuatro pruebas y un reto, donde el primero terminó empapado víctima de las rudezas de Soberano.

Los espectadores que acudieron a la granja se acercaron para ver en acción a los enmascarados, quienes primero debieron escalar una pared de unos 10 metros de altura, donde Flyer tomó ventaja en las puntuaciones al ser el primero en llegar a la cima.

De allí siguieron en el domo, donde debieron saltar más de nueve metros con la ayuda de ligas gigantes para obtener papeles colgados en lo más alto, con Soberano y Cancerbero entre los más destacados, quienes mostraron camaradería con sus compañeros en todo momento.

Mientras hacían bromas entre ellos, particularmente sobre la estatura de Robin, se pusieron al volante de autos en el circuito vial en busca de listones, donde Tiger capturó 14 para un total de 140 unidades, por delante de Cancerbero y Raziel, cada uno con 110 puntos.

Al grito de “voto por voto” pidieron hacer un conteo de listones, pues algunos indicaron tener más de los capturados, por lo que un par de tramposos quedaron evidenciados; la actividad siguió en el gotcha, donde debieron mostrar su puntería, algo que hicieron con poco éxito.

Cancerbero dominaba con 240 unidades, por lo que surgió un reto entre Robin y Flyer para desbancarlo, en el que debían atinar con una pelota a un blanco que provocaría la caída del rival a un espacio lleno de agua. El primero falló sus tres disparos.

Luego tocó su turno para sentarse sobre el depósito con agua, pero Soberano no se aguantó las ganas y de forma ilegal, haciendo gala de su rudeza, accionó el mecanismo para tirar a Robin, quien se dio un chapuzón que causó la risa de sus compañeros.

Al final, la victoria fue para Cancerbero con 240 unidades tras las pruebas realizadas, por delante de Soberano, 10 puntos menos, y de Flyer, que se quedó con 190, quienes recibieron un diploma de la directora de la Granja las Américas, Alejandra Alvarado.

“A estos chamacos les acabo de demostrar que la experiencia es mejor, y arriba los rudos”, dijo el vencedor, quien celebró su victoria en una jornada “sui géneris” para ellos, donde tuvieron la oportunidad de competir y convivir fuera de un ring, olvidando un poco las llaves y contrallaves.