Águilas de Filadelfia aterrizó este domingo en el Aeropuerto Internacional de Minneapolis-Saint Paul, para disputar el Súper Tazón LII contra Patriotas de Nueva Inglaterra, el próximo domingo.

Con un clima frío, jugadores, entrenadores y directivos llegaron a Minnesota para disputar el campeonato de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL), el próximo 4 de febrero en el U.S. Bank Stadium.

Lo campeones de la Conferencia Nacional llegaron a la sede del Super Tazón un día antes que Patriotas, que lo hará este lunes para cumplir la saturada agenda semanal previa al partido dominical que definirá al ganador del trofeo Vince Lombardi.

Minneapolis será sede nuevamente de un Super Bowl, después de organizar la edición XXVI, jugada entre Bills de Buffalo y Pieles Rojas de Washington el 26 de enero de 1992, en el derribado Hubert H. Humphrey Metrodome.

Para Águilas será la primera aparición en el juego desde que cayeron ante Patriotas en el Super Bowl XXXIX el 6 de febrero de 2005, en Jacksonville, Florida.

En su estancia en Minneapolis, Filadelfia se preparará para el gran juego en las instalaciones deportivas de la Universidad de Minnesota, que es parte de la Villa de Atletas que se abrió a principios de este mes.

Los "emplumados" usarán toda la semana vestuarios y áreas de atletismo del Complejo de Futbol Gibson-Nagruski y compartirán la sala de pesas en el Bierman Field Athletic Building.