Policías, bomberos y gente de servicio médico tomarán parte en el protocolo de seguridad del XXXII Medio Maratón Internacional de Guadalajara, el cual se realizará este domingo y en el que solo se entregarán medallas a quienes cumplan con todo el recorrido.

En rueda de prensa en el salón de Expresidentes del Palacio Municipal se dieron a conocer detalles respecto a la seguridad de la competencia, la cual dará inicio a las 06:50 horas para categorías de atletas con discapacidad y 10 minutos después comenzará el medio maratón.

Enrique Ibarra Pedroza, presidente municipal de Guadalajara, y Fernando Ortega Ramos, director general del Consejo Municipal del Deporte (Comude), estuvieron presentes y aseguraron que cumplirán con los requerimientos de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) en busca de subir la competencia a categoría oro.

“Todos sabemos que el propósito central es lograr el escudo de oro, y esta edición la hemos preparado con sumo cuidado con la IAAF”, evento con el cual cerrarán los festejos por los 476 años de la ciudad, dijo Ibarra Pedroza.

En su oportunidad, Ortega Ramos destacó que habrá puntos de control electrónico y vigilancia para que solo quienes terminen el recorrido obtengan como reconocimiento una medalla.

“Habrá un operativo desde la salida, con puntos de control electrónico y cámaras de video, un operativo donde todos los corredores pasarán por filtros y veamos quiénes corrieron la distancia completa; la medalla será solo a los que así lo validen”, comentó.

A su vez, Fernando Petersen, director de los Servicios Médicos Municipales, resaltó el protocolo de atención 3-6-8-20, con el cual garantiza la atención médica en distintos casos.

Explicó que en menos de tres minutos en cualquier parte de la ruta habrá atención médica básica; en menos de seis minutos asistencia intermedia; en menos de ocho, ambulancias avanzadas para necesidades de mayor complejidad, y en menos de 20 minutos, traslado a un hospital.

Colaborarán 188 paramédicos, un binomio cada 500 metros; 12 motos equipadas, 14 ambulancias básicas, una cada tres kilómetros, y dos ambulancias avanzadas, una en cada extremo de la ruta.

También se contará con apoyo de casi 200 elementos de la Comisaría de la Policía, que colaborarán de manera directa e indirecta con la vigilancia, además de que habrá acciones de prevención.

Personal del Cuerpo de Bomberos estará listo para cualquier necesidad, además de que el plan de vialidad está trazado, con rutas alternas por el cierre de las principales calles de la ciudad, donde correrán el medio maratón cerca de 15 mil personas.