El crecimiento futbolístico que se busca para la región de Norteamérica podría derivar en una liga de futbol con clubes de México, Estados Unidos y Canadá, después de la Copa del Mundo de 2026.

Así lo consideró el presidente de la Liga MX, Enrique Bonilla, durante su participación en el World Leagues Forum, que se realizó en el estadio Stamford Bridge, casa del club inglés Chelsea.

"Es una posibilidad, una Liga Norteamericana", dijo el directivo, quien agregó: "tenemos que determinar cómo y ver los pros y los contras, pero creo que es una manera de crecer y competir nuevamente".

Los tres países trabajarán en conjunto para albergar la justa del orbe de 2026, y si pudieron ponerse de acuerdo para organizarla, podrían hacer lo mismo para el torneo de clubes, consideró.

"Si podemos hacer una Copa del Mundo, podemos hacer una Liga Norteamericana o una Copa Norteamericana. La idea principal es que tenemos que crecer juntos para competir. Si no, solo serán los chicos ricos de Europa y el resto del mundo".

Dejó en claro que ante lo complicado de viajar a Europa o Sudamérica por las distancias, consideró que deben unir fuerzas con la MLS "para fortalecernos juntos y luego pensar en competir con Europa".